Sierra Nevada, pedaleando a 3.000 m, 12 de septiembre 2006

 

El pasado martes 12 de Septiembre ya se mascaba la tragedia, amanecí en Granada y el pico del Veleta estaba cubierto de nieve pero ¿cómo me iba a rajar a estas alturas...?
Me fuí a la estación de Sierra Nevada porque era lo mas sensato viendo como estaba el día y empecé a pedalear por asfalto camino del Mulhacén, el pico más alto de la Península (3.472 m.) con la intención de coronarlo a lomos de mi "burra".

Al principio había 22º cómodos grados pero la cima estaba cubierta de nubes con lo que no tenía nada claro lo que iba a encontrar allí arriba pero se "adivinaba" que nada bueno.

Conforme iba cogiendo altura las cosas se ponían peor, el aire empezaba a soplar y cada vez me metía más y más en las nubes, cuando pasé la línea de los 3.000 metros comenzó a caer agua-nieve y decidí darme la vuelta porque en "alta montaña" es jodido ponerte cabezón, aun así, seguí un rato por si se calmaba el tiempo pero fué a peor, a 3.110 m. decidí darme la vuelta porque ya nevaba, el regreso iba a ser duro, iba sudando, calentito pero sabía que cuando dejase de pedalear la cosa se iba a poner FRIA. 

Así fué, cogí una senda que atraviesa toda la falda de la montaña, bajé como una exhalación con ganas de encontrar mejores temperaturas pero me quedé helado, el 

sol que me había acompañado al empezar ya no estaba, las manos ya no me respondían y tenía ante mi una senda pedregosa divertidísima en la que no pude tocar los frenos y casi me la pego pero tuve suerte, o habilidad..

Tiritando, moqueando, con las manos dormidas y las rodillas insensibles (que no inservibles...) llegué a la "Virgen de las Nieves" me hice la foto de rigor y seguí para abajo con ganas de meterme en el coche y dar la calefacción para ver si me hacía con mi propio cuerpo.

Mulhacén, "cariño", una cosa te voy a decir... ¡¡ volveré y te coronaré, te lo juro!!

Sígueme en Facebook

El tiempo en tu ciudad

¡Gracias por tu visita!

Ponte en contacto conmigo...

no solo de bici vive el biker...